domingo, 16 de marzo de 2008

CRONICA: LA NOCHE DE LOS HOUSE OF LOVE EN VOCE

Otro sueño cumplido. Diez años esperando que los House Of Love tocaran alguna vez en Lima. Supongo que habrán visto la pelicula High Fidelity en que John Cusak reflexionaba formulándose la teoría del soundtrack de la vida anotando las canciones emblemáticas de su historia personal. Esa fue la premisa de mi asistencia al concierto que dieron los House of Love, recapturar la esencia de esos aromas del pasado para cerrar en definitva esos ciclos personales que siempre merecen un brindis de despedida.

Realmente no me importó el hecho que el concierto empezara tan tarde, lo importante de esa noche fue escuchar buena música en vivo y volver a encontrarme con gente que no veía hace muchos años. Siendo Vocé una discoteca pequeña con capacidad limitada para mil personas, estaba claro que el evento iba a tener un carácter intimista y cercano con los artistas.

guy chadwick, the house of love en vivo en lima, peru

foto: renzo sanchez


the house of love en vivo, 13 de marzo del 2008, discoteca vocé, lince, lima, perú.

foto: renzo sanchez


Jueves 13 de marzo del 2008, hice cola desde las 9:00pm y las puertas del local las abrieron dos horas después. Una vez adentro, me encontraba en un grupo de patas, entre chelas y puchos, reflectores coloridos, buena música ambiental, fachas vanguardistas y peinados modernos, había muy buena onda en el ambiente que por momentos me hacía recordar noches interminables en el fenecido Hard Rock Café de Larcomar. Por ahi estaban los integrantes de Dolores Delirio repartiendo flyers de su próximo concierto, José Arbulú de los Cementerio Club (era tan obvia su presencia, sino como se explican esos efectos guitarreros de sus últimos discos, es por la influencia de los House of love, claro está) y el comediante Hugo Salazar, quien no solo tiene buen sentido del humor, sino además es un musicologo notable.

RESPLANDOR CON ROBIN GUTHRIE:

Abrió el telón; Resplandor, la banda latinoamericana más importante del shoegazing presentando canciones de su reciente CD "Pleamar". Más allá de la carencia de brillo en la voz, por fallas técnicas desde la consola, la banda sonó contundente con un bajista calibrado y oh!! sorpresa con baterista!!! ya era tiempo de dejar ese aparatito que emana sincopados fríos, no?, también que con 10 años de experiencia en la escena y habiéndose codeado mano a mano con bandas como Mahogany, The Radio Dept, Lovesliescrushing y el mítico ex Cocteau Twins, Robin Guthrie, digamos que ya tienen suficiente background para superar cualquier inconveniente técnico.

Luego de tocar algunas canciones de su reciente CD, Toño Zelada invitó a Robin Guthrie a compartir el escenario, y cuando el músico inglés hizo su aparición, sonriente y con algunos kilos demás, el público reventó en gritos y aplausos cuando tocaron canciones como "Halo" y "Pleamar". Me contaron por ahi que Robin Guthrie está viviendo en Lima, digamos que la capital del Perú se ha convertido en su sede de operaciones en Latinoamérica, a eso se debe quizás sus continuas presentaciones en el eje Lima, Santiago, Buenos Aires y que haya tenido la gentileza de producir el último album de Resplandor. Nada más. Qué lujo. Vínculos así con el Perú, que yo recuerde.... tendríamos que remontarnos a 1968, cuando Mirko Lauer relató para Caretas su encuentro con Mick Jagger y Keith Richards en el hotel Bolivar y también, al momento en que los Rolling Stones invitaron a la banda peruana The Mads para tocar en el Soho londinense, ese mismo año.

El show de Resplandor terminó a medianoche y el público estaba impaciente por ver a The House Of Love. Galax Trax, el DJ invitado para la cita, estuvo preciso con las canciones. Se soltó una seguidilla de clásicos indie y de neo sicodelia de los 80s y 90s, desde Echo & The Bunnymen, pasando por The Darkside, The Ocean Blue, The Jesus & Mary Chain, The Happy Mondays, entre otros. De ésta manera se logró capturar la esencia temporal perdida con el paso de los años. Buena antesala para el show de los House Of Love que ya estaba por comenzar.

THE HOUSE OF LOVE EN VIVO:

La música de Galax Trax paró, el reloj marcaba las 12:00 de la medianoche, se apagaron las luces, y volvieron a encenderse y en seguida se desató la histeria. Yo estaba con unos patas cerca de la barra bebiendo cerveza (ni me acuerdo cuántos chops fueron) y en seguida me moví hacia el sector izquierdo para tener un mejor ángulo fotográfico, ya estaba preparado. De pronto sube al escenario un entusiasta Terry Bickers empuñando su guitarra, saludando al respetable y jugando con algunos acordes de blues, en seguida el baterista Pete Evans toma su lugar y el bajista Matt Jury hace lo mismo. Finalmente, Guy Chadwick, el cantante, aparece y se coloca la guitarra en el hombro, mientras el público grita y se rompe en halagos. Chadwick sonrié y saluda al público limeño. Comienza la función.



foto: renzo sanchez

El concierto empezó con un insipido "Love You Too Much" del último CD "Days Run Away" (2005) y luego engancharon al público con "Christine", despertando así una jauría entre los presentes. Aunque luego siguieron canciones poco conocidas que en su mayoría forman parte del último disco y que sirvieron de calentamiento antes que se encendiera la mecha de un público ávido por escuchar las clásicas. también tocaron varias del primer CD autotitulado "The House Of Love" (1988). El público limeño estuvo en todo momento atento a la nueva música y agradecido con la entrega de los británicos quienes a pesar de la inactividad temporal y los cambios de integrantes, sonaban tan sólidos y sentimentales como en su propio tiempo de esplendor.


foto: renzo sanchez

Con "I Don´t Know Why I Love You", el público volvió a vibrar, cantaba, saltaba y la fiesta parecía nunca acabar, después vino la gran sorpresa de la noche con "Beatles And The Stones", creí que no la tocarían, no figuraba en los set lists de sus últimos conciertos, pero lo hicieron por primera vez y en exclusiva para el Perú y Sudamerica, por supuesto que la canté, ésta canción está en el soundtrack de mi vida. Para finalizar el primer tiempo tocaron otro bombazo; "Destroy The Heart", momento en que cambié de lugar y me metí adelante, donde todos saltan, cantan y gritan.

"beatles and the stones" - the house of love en lima, perú



La banda se fue a camerinos y los asistentes coreaban "Ole, Ole Ole House Of Love" aplaudiendo fuerte para que vuelvan. Guy Chadwick y compañia retornaron al estrado y en seguida se mandaron con una interpretación de "Love In A Car" que me dejó en un estadio de vulnerabilidad terrible, es una canción por demás muy sublime, podía sentir como se me escarapelaba la piel del fuerte sentimiento de esa canción, eso fue increible, qué feeling por dios!!, Chadwick y Bickers son tremendos digitando acordes tan simples pero tan inimaginables por cierto. Ese es el mérito de los House Of Love, que con la simpleza de sus canciones son capaces de conectarte con tu fibra emocional en cuestión de segundos.


foto: renzo sanchez

Muchos, entre los que me incluyo, estuvimos esperando canciones como "Feel" y "The Girl Of The Loneliest Eyes", pero hay una explicación para eso, no las tocaron porque son canciones que forman parte de discos donde Terry Bickers no participa, Bickers fue fundador de la banda y estuvo con Chadwick hasta 1989, tras la reunión del 2005 en que grabaron el CD de retorno "Days Run Away", The House Of Love viene haciendo conciertos con canciones de la era Bickers. Aún asi, el concierto estuvo a la altura de lo que se esperaba. El esfuerzo de la empresa Automatic es digno de honores, traerlos directamente desde el Reino Unido sin gira entre manos para que toquen exclusivamente en Perú y por primera vez en Latinomaerica, caramba, es de quitarse el sombrero.

"shine on" - the house of love en lima, perú.


En el tramo final del concierto tocaron la espectacular "Shine On" desatando furia en el respetable crowd y cuando todo terminó, mientras unos se iban apurados y otros se quedaban, me quedé unos minutos más. Me encontré con gente que no veía hace mucho tiempo, nos tomamos unas cervezas, Galax Trax se lució con su música, parejas bailando, grupos charlando, la barra seguía expendiendo trago y la garúa caía "estrepitosamente" sobre las viejas calles de Lince. La clásica avenida Arequipa quedó mojada completamente. Otra jornada más de rock n roll que quedará grabado en mi memoria y por supuesto en éste blog.

2 comentarios:

Eagle dijo...

Buena crónica Renzo. Me trasladaste a esa noche que no pude asistir por motivos de viaje.

un abrazo

Eagle

Javier Lishner dijo...

A mi también me transportó. Buena crónica. Ya me estoy acostumbrando a las crónicas del beatnik.

Saludos,

JL