viernes, 7 de noviembre de 2014

CRONICA: ECHO & THE BUNNYMEN EN LIMA, TODOS LOS COLORES DE UNA NOCHE LUNATICA

Echo & The Bunnymen en Lima. Foto: Renzo Sánchez

Echo & The Bunnymen ofreció en Lima uno de los eventos más vibrantes que se hayan realizado en los últimos años. no solamente por que ofrecieron un set list categórico, sino por el impresionante feedback que se produjo a lo largo del evento con un público totalmente conectado que coreaba, ovacionaba estruendosamente y cantaba completas las canciones en perfecto inglés.     

Es bastante difícil escribir sobre una banda al que le tienes mucho afecto porque puedes cometer la barbaridad de caer en exageraciones y adulismo, pero separaré la aguja del pajar y contaré literalmente las incidencias del concierto que ofrecieran los Echo & The Bunnymen la noche del 4 de noviembre de 2014 en el CC Barranco.

Las puertas se abrieron alrededor de las 8 de la noche, muchas caras conocidas durante la antesala, charlas con amigos, puchos encendidos y emocionado con las expectativas a mil. Una vez adentro, calculo una asistencia de 2,000 personas, llego a la conclusión que estaba previsto un show de carácter intimista, esos son los mejores.  


Echo & the Bunnymen en Lima, 04/11/2014. CC Barranco.

Tras varios minutos escuchando música ambiental, las luces se encienden dejando ver las siluetas de los músicos. El reloj marcando las 10:30 pm, mientras las ovaciones del público se confunden con los primeros acordes de "Meteorites" corte del más reciente álbum que lleva el mismo título, lanzado en el presente año. Es impresionante ver a Ian Mc Culloch y Will Sergeant juntos y aquí en nuestra ciudad, aunque las extrañables ausencias de Les Pattison y Pete De Freitas (RIP) son cubiertas impecablemente por los músicos de apoyo.  

Durante la ejecución de "Rescue" se me vienen flashbacks a la mente y esos imborrables aromas de los 80, era como experimentar un viaje en el tiempo, pero las guitarras distorsionadas que recientemente Will Sergeant ejecuta, me pone cable a tierra, es el sello particular que mantiene el sonido de la banda vigente, sin duda. Mc Culloch dice; "its great to be here in Lima", el público responde con una aclamación estruendosa, era el presagio de un verdadero feedback artista-público.  

Echo & The Bunnymen en Lima. Foto: Renzo Sánchez 

Tocan otras clásicas como "Do it Clean", "Never Stop" y una de las más esperadas; la buena versión de "People Are Strange" de The Doors que en 1987 fuera grabada en calidad de special guest por el propio Ray Manzarek a cargo de sus inseparables teclados. Prosiguen  con "Seven Seas", "Bedbugs & Ballyhoo" y el más reciente hit  "Holy Moses", coreados por el público.  

Mc Culloch ahora solamente canta, a pesar de los años, mantiene su registro de voz, aún llega a las notas altas para dar despliegue de esos quiebres líricos que le conocemos desde sus inicios, aunque ya no los hace tan seguido como antes, se esta cuidando. Pocas veces toca la guitarra en vivo, su sola presencia en el escenario es imponente y llueven sobre él todos los flashes de las cámaras. Las gafas oscuras, la vestimenta darkie, el hielo seco que se difumina con los rayos azules de los reflectores, se ciernen sobre él como una atmósfera nebulosa y melancólica, perfecto "pandeoro" para enmarcar cuadros de corte barroco como los son la bellísima "All My Colours" y la espectacular "Over The Wall".

Ian Mc Culloch. echo & The Bunnymen en Lima. Foto: Renzo Sánchez 

Hasta entonces el set list se presentaba parejo, el público se divierte coreando al unísono "Eeeecho, Eeeeeho, Eeeeechooo" entre canción y canción, muy al estilo de los coros que se vociferaban en los 80. El estúpido "olé olé Echo" que quiso pulular por algún sector del crowd no alcanzó eco, quizás por que ya aburrió y es hora de dar paso a otros coros.    


Faltaban las inmortales, esas inmortales tan imprescindibles en el soundtrack de vida, comenzando por "Bring On The Dancing Horses" que desata un momento karaoke muy simpático, con los músicos bajando el volumen a sus instrumentos para que se escuche la vibrante voz al unísono del público, lo mismo se repite con "The Killing Moon", pero en éste pasaje, el recinto barranquino se remece con toda la efervescencia de un público en absoluto frenesí que canta a viva voz LA CANCION COMPLETA! , como si se tratase de un manifiesto colectivo cuya misión era dejar por sentado claramente y para toda la eternidad, que en Perú siempre estuvieron y están, los seguidores más encarnizados de los Echo & the Bunnymen alrededor del mundo.  Con la sensacional "The Cutter", culmina el primer tramo del concierto.  Mc Culloch está sorprendido por la respuesta del público peruano, agradece al respetable, se produce el primer encore.


El público clamando por más aplaude y corea "Eeeeecho, Eeeeecho, Eeeeechooo". Al volver, la banda toca  "Nothing Ever Lasts Forever"  que la alargan derivando a un medley con fragmentos de canciones emblemáticas de sus influencias. Mc Culloch frasea a su estilo las líneas de "Walk On the Walk Side" de Lou Reed a modo de homenaje por su reciente fallecimiento, Don´t Let Me Down de The Beatles y The Midnight Hour de Wilson Pickett. El set acaba con otra clásica de clásicas, se trata de "Lips Like Sugar", el CC Barranco convertido en una pista de baile. La versión extendida por los músicos permite que el publico interactúe con aplausos y coros efusivos siguiendo el ritmo de la canción; Oh oh oH-Oh-Oh OOOh! oh Oh Oh-Oh OooH!  Ian Mc Culloch arroja conejitos de peluche hacia el crowd, una fiesta en su máximo esplendor.   

Echo & The Bunnymen en Lima. Foto: Renzo Sánchez.

Habían pasado varios minutos, más de la cuenta para pensar que había otro encore, suena otra vez la música ambiental mientras el público ya se esta retirando. Pero siempre es bueno quedarse unos minutos más para descargar la adrenalina y saludar a los conocidos con los que uno se encuentra, por último, nunca está demás tomarse unas fotos al final de un concierto o esperar quién sabe, que se produzca algo extraordinario..... 

Hay agitación tras bambalinas, los que están pegados al stage observan todo lo que sucede detrás de éste y retransmiten su emoción al ver los movimientos de los músicos, notan que van a volver al escenario y entonces, zuácate! se desata el jolgorio. Gran parte del público que se estaba yendo, volvieron. Ahora me encontraba mejor ubicado, los Echo vuelven! imposible creerlo!  Ian Mc Culloch dice que Lima ha sido tan espectacular que harán un tema que no tocaron en el show de Sao Paulo, Brasil.  

De ésta manera sorprenden al presente con otra clásica; "Villiers Terrace" y sobre ésta, ensayan una progresión rítmica en clave de blues que deriva en "Roadhouse Blues" de The Doors.  Ian Mc Culloch con mucha habilidad va calzando las letras de Jim Morrison con las de la canción "The Jean Genie" de David Bowie. Mientras improvisaba con los fraseos dijo subliminalmente; "we will back".   

El punto final fue con la emotiva "Ocean Rain".  Los músicos salieron por el mismo pasadizo por donde entraron, en presencia de los asistentes, Mc Culloch y Sergeant dando la mano a sus fans, se los veía contentos. Estoy plenamente seguro que volverán.  Fue uno de los conciertos más emocionantes que he visto en mi vida, acontecimientos como éste, son únicos y especiales, y no se repiten nunca, jamás. 




Never Stop / People Are Strange / Seven Seas  

Holy Moses

Rust

Over The Wall

The Killing Moon / The Cutter 

Lips Like Sugar

Ocean Rain

SET LIST LIMA, PERU

1- Meteorites
2- Rescue
3- Do it Clean /When i Fall In love / Sex Machine
4- Never Stop
5- People Are Strange (The Doors, versión)
6- Seven Seas
7- Bedbugs & Ballyhoo
8- Holy Moses
9- Rust
10- All My Colours
11- Over The Wall
12- All That Jazz
13- Bring On The Dancing Horses
14- The Killing Moon
15- The Cutter 

Encore 
16- Nothing Ever Lasts Forever / Walk On The Wild Side"/ Don´t Let me Down / In the Midnight Hour
17- Lips Like Sugar

Encore
18- Villiers Terrace / Roadhouse Blues / The Jean Genie
19- Ocean Rain









5 comentarios:

Jackie Donaldson Lopez dijo...

I'm so glad you went to see them, and they were as good as you had hoped. That's wonderful. And I don't know, maybe some floro wouldn't be so bad in describing just how amazing you thought they were.

Anónimo dijo...

Excelente concierto. El mejor de este año. La reacción de la gente fue increíble. Hasta vi sonreír a Mc Culloch porque cantábamos "The Killing Moon" igualito al disco. Pero para mí lo mejor estuvo con "The Cutter". Mi grupo terminó con la garganta seca pero con una felicidad que hasta ahora nos dura. Estuve adelante, como para asegurar que lo que arrojó Mc Culloch no fueron peluches sino unas toallas blancas convertidas en pelotas. La primera de ellas con el sudor del Mac (provecho); la otra estaba limpia. Gracias por la reseña.
Irene

renzo sanchez dijo...

Gracias por el comentario Jackie.

renzo sanchez dijo...

Hola Irene. Gracias por tu comentario, pues sí este concierto fue vibrante en todo sentido, lo pongo en el top ten de los conciertos más apoteósicos que se hayan hecho en Perú a lo largo de su historia. Notable la respuesta del público, estuvo 100 puntos. Excelente aporte con la precisión de los "conejitos" lanzados por Mc.

Anónimo dijo...

El lugar, el sonido e incluso la gente (habia gente drogandose o fumando tronchos u otros que fumaban, a pesar que por ley en sitios cerrados esta prohibido)fue totalmente deplorable. Bueno en Perú la cultura y educacion nos hace el pais 135 de 150 paises en competitividad Fue realmente un insulto para un grupo como Echo esto y el Hotel que fue llevado, lleno de cucarachas. Hasta cuando seguiremos y no mejoramos,cobrabas mas y los llevas a un mejor escenario (teatro Municipal)